Beneficios de la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) para el tratamiento de la hernia discal

Beneficios de la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) para el tratamiento de la hernia discal

En contra de la creencia general, una hernia discal en la mayoría de los casos NO GENERA DOLOR. En más del 85% de los casos, el dolor lumbar no tiene una relación directa con una patología concreta. Es lo que se conoce como dolor inespecífico.

Para aliviar la sintomatología en el dolor de espalda inespecífico es importante mejorar la mecánica de la columna, reforzando la musculatura profunda de la espalda para estabilizar los segmentos móviles de la columna.

En el tratamiento del dolor de espalda es fundamental el mantenimiento de la actividad. El reposo conlleva una mayor atrofia de la musculatura, más inestabilidad y un incremento del dolor. Por eso es importante fortalecer la musculatura y estabilizar para eliminar el dolor.

En el 80% de los casos, una rehabilitación bien programada y controlada, puede solucionar el problema. Para ello se deben utilizar métodos eficaces y seguros como la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®).  Un método que viene demostrando, desde los años 80, ser más seguro y eficaz en el tratamiento de esta sintomatología que otros tratamientos.

La PMS® consiste en un entrenamiento especifico y activo para los músculos debilitados y atrofiados, o un grupo muscular atrofiado, evitando ante todo el reposo.

Este tratamiento fortalecerá los músculos y estabilizará los segmentos móviles que la articulan.  Asimismo, se logrará la desaparición del dolor y una mejora de la calidad de vida.

La Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) ha demostrado ser mucho más efectiva que la natación o caminar, y tarda menos tiempos en ver los resultados.

Y los resultados así lo demuestran. Un 85% de los pacientes que se han tratado con el PMS® han experimentado una mejoría importante o incluso la desaparición total del dolor. Además, logran incrementar la fuerza de los músculos de su espalda y evitan una atrofia o debilitamiento.

Para llevar a cabo la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) es necesario acudir a centros especializados que cuenten con equipos de última generación que establecerán un diagnóstico del paciente mediante la tecnología más avanzada. Posterior a esto, se elaborará un protocolo de trabajo adaptado a las necesidades y capacidades de cada paciente.