Influencia de un protocolo específico de potenciación de la musculatura lumbar

Influencia de un protocolo específico de potenciación de la musculatura lumbar y accesoria con equipamiento MedX sobre pacientes con dolor lumbar crónico

El dolor lumbar crónico supone uno de los problemas médicos más frecuentes y costosos en la sociedad occidental adulta. En un 85% de los casos, no existen causas morfológicas demostrables. Actualmente, existe un consenso acerca de la importancia de la estabilidad de los segmentos móviles de la columna en la prevención de la aparición del dolor de espalda no específico y del papel determinante de la musculatura lumbar y abdominal en la función estabilizadora.

Objetivo

Investigar la influencia de un protocolo de potenciación de la musculatura lumbar y accesoria sobre los parámetros de la fuerza y la sintomatología del dolor en un grupo de pacientes con dolor lumbar crónico.

Materiales y métodos

Un grupo de pacientes con dolor lumbar crónico (n=26) fue sometido durante un periodo de 12 semanas a un protocolo específico de valoración y potenciación de la musculatura lumbar y accesoria, empleando equipamiento del fabricante estadounidense MedX. Se realizó una valoración inicial del paciente y del estado funcional de su musculatura, un protocolo de potenciación adaptado al tipo de fibra muscular de cada sujeto y una valoración final. Paralelamente, se evaluó, la evolución de la intensidad del dolor percibido por parte del paciente valorado según una escala visual analógica (EVA).

Resultados

Los pacientes experimentaron un incremento significativo del nivel de su fuerza muscular isométrica lumbar (103%), de su rango de movimiento articular lumbar libre de dolor (15%) y una disminución significativa del nivel de intensidad del dolor percibido (81%). También se mejoraron los parámetros del equilibrio intramuscular lumbar (93%).

Discusión y conclusiones

No se encontraron correlaciones individuales significativas entre cada uno de los parámetros y el nivel de dolor. Sí se encontró una correlación significativa entre el índice de fuerza, que integra cualitativamente los anteriores parámetros, y el nivel de intensidad de dolor percibido por el paciente.”

Este artículo fue publicado en el nº 5 de la revista “Therapeía” de la Universidad Católica de Valencia. Consultar artículo completo