La resonancia estocástica en la lucha contra la osteoporosis en personas mayores

La resonancia estocástica en lucha contra la osteoporosis

La resonancia estocástica en la lucha contra la osteoporosis en personas mayores

La resonancia estocástica en la lucha contra la osteoporosis. Dentro de las enfermedades que afectan a los huesos, sobre todo de adultos mayores, se describe la osteoporosis, la cual constituye un problema de gran magnitud a nivel mundial. Diversos expertos en la materia la describen como la epidemia del siglo XXI, sigilosa en su desarrollo, pero contundente en el deterioro de la calidad de vida de las personas que la padecen y trabajan en la lucha contra la osteoporosis.

En España, el aumento de la esperanza de vida, los cambios en los hábitos alimenticios, el sedentarismo, la falta de información y de prevención están provocando que esta afección alcance cifrasresonancia estocástica verdaderamente alarmantes en los últimos años.

En nuestro país se informan anualmente cerca de 25.000 fracturas osteoporóticas al año, siendo más frecuentes en 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años.

Denominada como “la enfermedad silenciosa”, la osteoporosis progresa sin síntomas ni dolor hasta que ocurre una fractura, frecuentemente en la columna vertebral, las caderas y las muñecas.

Esta enfermedad, al producir un aumento del número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en el interior del hueso, produce la pérdida de tejido óseo estructuras frágiles y quebradizas.

Suele estar íntimamente relacionada con la raza (más frecuente en personas de origen caucasiano y asiático); la ubicación geográfica y el clima, pero sobre todo con la edad.  Durante la menopausia, las mujeres mayores de 50 años pueden perder materia ósea aceleradamente por varios años mientras que, en los hombres de la misma edad, la pérdida de masa ósea es más lenta. En torno a los 65 o 70 años, la pérdida de tejido óseo en los ambos sexos ocurre al mismo tiempo.

¿Cómo podemos mejorar la calidad de vida del hueso con osteoporosis?

Existen ciertos hábitos que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida del hueso:

  • La ingesta adecuada de calcio
  • La medicación adecuada
  • La realización de ejercicio físico regular como la Potenciación Muscular Selectiva y el Ejercicio de Resistencia Progresiva.
  • Consumo de vitamina D, una sustancia fundamental para el hueso que se consigue cuando se recibe el efecto de la irradiación solar.

Además de todas estas medidas preventivas, existen tratamientos que pueden ayudar a frenar progresivamente la osteoporosis en personas de avanzada edad, personas con poca fuerza muscular o personas de movilidad reducida. Nos referimos a los tratamientos de estímulo vibratorio, como la terapia de resonancia estocástica con SRT Zeptoring.

¿En qué consiste la resonancia estocástica – SRT Zeptoring?

La resonancia estocástica, desarrollada por el profesor Dr. Dietmar Schmidtbleicher y el Dr. Christian Haas en la Universidad Johann Wolfgang Goethe, se basa en la aplicación de estímulos mecánicos a través de los receptores periféricos localizados en el tejido conectivo y los músculos. Estos estímulos actúan directamente en los huesos, así como el sistema nervioso central y el tejido muscular, originando la conservación de las funciones celulares, activando las fuerzas de curación y reparando las células.

Asimismo, estos estímulos ayudan a incrementar la densidad ósea mediante un sistema de vibración tridimensional y aleatorio propiciando un cambio general en la estructura ósea, incrementando la densidad y estabilidad de los huesos.

Todos estos beneficios han sido demostrados en el estudio sobre resonancia estocástica “Stochastic resonance in osteogenic response to mechanical loading” realizado por Tanaka S, Alam I, Turner C y publicado en el FASEB Journal. Según esta investigación, el tratamiento tiene un efecto casi cuatro veces mayor que las ondas sinusoidales sobre el crecimiento óseo.

¿Cuáles son los efectos de la resonancia estocástica – SRT Zeptoring sobre pacientes con osteoporosis?

  • Disminución del riesgo de fractura debido al incremento de la densidad ósea, sobre todo de la cadera.
  • Incremento de la seguridad de movimiento y reducción del riesgo de caída.
  • Mejora de la capacidad de deambulación.
  • Mejora del equilibrio.

Gracias a las bajas frecuencias de vibración que emplea SRT Zeptoring, a diferencia de las plataformas de vibración convencionales, se obliga al usuario a reaccionar rápidamente bajo presión con lo que se consigue una mejora en la actividad muscular y, como muchos expertos manifiestan, una mejora en la sensibilidad del tejido óseo al estímulo vibratorio.

El atractivo de este tratamiento es la aceleración mecánica que se produce en el esqueleto apendicular y axial, beneficiando la osteogénesis, provocando así un aumento de la masa ósea. Estas terapias potenciarán no solo la regeneración ósea, sino también la regeneración muscular en un ambiente controlado y seguro.

Esta indicado como un método de entrenamiento para deportistas, para personas con problemas de espalda, personas con enfermedades neurológicas, entre otras.