Medical Exercise Especialistas en espalda

Las cervicales

El dolor en la zona cervical de la columna vertebral se conoce como Cervicalgia.
Además de sus manifestaciones agudas, que se tratan habitualmente con analgésicos, AINES y relajantes musculares, existe la cervicalgia crónica , que aunque la intensidad del dolor puede ser menor, presenta déficits funcionales que provocan síntomas que a primera vista difícilmente se relacionarían con la columna cervical.
Vértigo, Tinnitus, mareos, hormigueos brazos y manos, otalgia (dolor de oídos), dolor de cabeza (jaquecas y migraña), dolor en la mandíbula, dientes, bruxismo (dolor de la articulación temporomandibular), síndrome miofascial, … ¿Puede imaginarse que todos estos síntomas puedan estar relacionados con la columna cervical, incluso antes de que aparezca el dolor en el cuello?
El primer paso para constatar si existe esta relación es efectuar un diagnóstico adecuado.
El diagnóstico por la imagen (RX, TAC, Resonancia Magnética, …) no evidencia necesariamente hallazgos patológicos, por lo cual no es suficiente para establecer una relación de causa efecto. El complemento necesario es realizar un diagnóstico funcional, que solo se pude efectuar en Centros especializados.

¿En qué consiste un diagnóstico funcional?

Lo más importante a la hora de solucionar un problema es conocer las causas que lo originan, por ello es tan valioso este diagnóstico. Utilizamos un aparataje y una metodología alemana y estadounidense. Mediante la fijación de ciertos músculos, conseguimos el aislamiento del grupo específico que deseamos diagnosticar, es decir los músculos autóctonos cervicales. Y conseguimos analizar los parámetros esenciales (ángulo libre de dolor, fuerza isométrica, fuerza dinámica, equilibrio de la fuerza y posibles déficits de coordinación) para establecer de forma fiable un protocolo personalizado de PMS® (Potenciación Muscular Selectiva).
Con la Potenciación Muscular Selectiva conseguimos desarrollar los músculos atrofiados o debilitados estabilizando la columna cervical deteriorada.

Las cuotas de resultados positivos oscilan entre el 75 y 87%.
Las patologías más frecuentes que provocan dolor crónico y que hemos tratado con este sistema son: Cervicoartrosis, hernias discales (intervenidas o no), fibromialgia e incluso problemas posturales.
El Sistema de Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) fue introducido en España por el Dr. R. Binder en el año 1993. Actualmente se utiliza en 9 ciudades de España, entre ellas Madrid y Barcelona, y en más de 2.000 Centros médicos repartidos por todo el mundo.

Tags: