Qué es el método de punción seca

El método de punción Seca (PS) va encaminado al tratamiento de los puntos gatillo. Los puntos gatillo son puntos en los que un tejido muscular está más acortado, de forma que no le llegan los nutrientes y, por lo tanto, está hipersensible al tacto. Además puede presentar dolor irradiado. La PS consiste en el empleo del estímulo mecánico mediante una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome del dolor miofascial.
El objetivo de la técnica es tratar esta zona de contractura máxima, conocido como punto gatillo miofascial, mediante la introducción de una aguja en ese punto. Esto hace que el sistema nervioso central inicie un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que lleguen más nutrientes, que el músculo se relaje en su totalidad y que desaparezcan síntomas como el dolor local y el dolor irradiado.
El adjetivo “seca” se utiliza para enfatizar el hecho de que no se emplea ningún agente químico y distinguirla inequívocamente de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia.

Dentro de la PS podemos distinguir dos técnicas:

Punción Seca Superficial

Consiste en introducir la aguja en la piel y en tejido celular subcutáneo que recubre al punto gatillo miofascial, con una profundidad máxima de 1cm y duración de la punción de unos 15 segundos.

Punción Seca Profunda

Consiste en la entrada y salida rápida de la aguja en el punto gatillo miofascial, produciendo una respuesta de espasmo local (contracción involuntaria de un músculo), repitiendo la maniobra hasta que desaparezca esta respuesta.