Mantenimiento

Una vez logrado un nivel de fuerza óptimo y tras eliminar las dolencias relacionadas, es importante mantener los logros obtenidos.

Los músculos siguen un principio muy sencillo:

“Lo que se usa, se desarrolla, lo que no se usa, se atrofia.”

Debido a las características de la musculatura profunda lumbar y cervical, es suficiente realizar una sesión mensual de PMS® para mantener el nivel de fuerza.

Para controlar que nuestros pacientes siguen dentro de los valores deseables de fuerza, realizamos controles periódicos.

El resto de grupos musculares, necesitan mayores estímulos para desarrollar y mantenerse.

Por lo tanto, es necesario, seguir estimulándolos de forma regular.

Para ello, nuestros pacientes disponen del área EXERCISE, en el que tienen a su disposición 24 máquinas de PMS® en las que pueden trabajar cualquier grupo muscular de forma controlada y segura.

El trabajo en el EXERCISE se realiza siempre bajo supervisión de personal cualificado.