Ejercicio y deporte sin miedo a lesiones

deporte-sin-miedo-a-lesiones

Ejercicio y deporte sin miedo a lesiones

Muchas personas son las que se pueden beneficiar del ejercicio físico, incluyendo las más mayores. No obstante, muchos se niegan a realizarlo por miedo a lesionarse e incluso a sufrir alteraciones musculoesqueléticas. No cabe duda de que el ejercicio es más que saludable, puede ayudar a prevenir muchas enfermedades e incluso a retrasar la aparición de otras, como puede ser la osteoporosis.

Es imprescindible tener en cuenta cómo empezar a realizar una actividad física: siempre de forma cautelosa para evitar la aparición de las temidas lesiones, seas una persona joven o de edad avanzada.

Entrenamiento personal: cómo activarnos adecuadamente

Hay muchos motivos para no tener miedo a realizar ejercicio. Para empezar a perderle el miedo es importante conocer el por qué aparecen las lesiones.

En primer lugar, suelen aparecer cuando se ha realizado una actividad de forma indebida. Suelen expresarse de forma independiente a la forma física del deportista, más bien suelen manifestarse de forma accidental. Las lesiones más frecuentes suelen ser los esguinces, roturas de ligamentos, contusiones y contracturas.

El calentamiento inadecuado, la falta de estiramiento, la alimentación indebida y la deshidratación suelen ser factores que propician la aparición. Además, la falta de conocimiento con respecto a la técnica utilizada o la falta de concentración a la hora de realizar la actividad suelen predisponer también a la lesión. Si se pueden controlar la mayoría de estos factores, es muy probable evitar sufrir lesiones.

Disminuyendo el riesgo de lesiones en el deporte

Una vez conocidos los factores anteriores, es imprescindible poner solución y límite a cada uno de ellos. Además del calentamiento y estiramiento adecuados, es importante que un profesional nos ayude a corregir posturas y técnicas en movimiento.

Actualmente, el entrenamiento funcional está en auge. Es un conjunto de ejercicios que permite al deportista mejorar enormemente su potencial. Con él, se puede entrenar específicamente la fuerza y el acondicionamiento muscular.

Este tipo de entrenamiento está diseñado para cada persona, adaptado siempre a sus necesidades, limitaciones y procurando siempre integrar el movimiento de todas sus estructuras. Permite fortalecer los grupos musculares principales, siempre realizando la técnica adecuada. Es el ideal para aquellas personas que tienen miedo a las lesiones, puesto que hay un control muy preciso del ejercicio que se está realizando por parte de un entrenador personal y otros profesionales. También, permite trabajar y mejorar la potenciación muscular selectiva, siempre buscando un objetivo concreto.

Siempre con profesionales

Las lesiones, al igual que los dolores de espalda y más, pueden prevenirse y curarse. Es imprescindible mantener las posturas adecuadas, tanto en la realización del ejercicio como fuera de él, para evitar cualquier alteración. Además, es aconsejable consultar con un entrenador y un fisioterapeuta para que nos ayude a corregir todos los movimientos cotidianos y realizados en el deporte.