La mejor forma de ejercitar el suelo pélvico

La mejor forma de ejercitar el suelo pélvico

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que cierra la cavidad abdominal por la parte inferior. Pasa entre las piernas y abarca desde el pubis hasta el coxis, la última vértebra de la columna.

Tiene una función de contención de orina, heces o gases, y de sujeción de la pelvis y los órganos abdominales. En una sociedad sedentaria como la nuestra, cada vez hay más problemas con esta musculatura.

La debilidad de estos músculos, la falta de ejercicio o la tensión muscular son los factores que más problemas causan en cuanto a dolor pélvico, inguinal o de espalda.

¿Por qué es importante fortalecer estos músculos?

La musculatura pélvica sujeta, desde las caderas, todo el peso del cuerpo y lo une a las piernas. Además, al pasar por zonas tan delicadas como la genital, un suelo pélvico debilitado puede causar muchos tipos de problemas.

El fortalecimiento del suelo pélvico es la forma de solucionar en hasta un 80% los dolores que causan su debilidad.

Entre estos se incluyen los dolores abdominales o lumbares, pero también problemas más graves como el flujo sanguíneo irregular, problemas de equilibrio, malas posturas adquiridas por estas molestias, estabilidad vertebral…

Otra cuestión muy importante que soluciona la rehabilitación del suelo pélvico es la calidad de las relaciones sexuales. Para los hombres, fortalecer estos músculos supone una mayor potencia sexual, y para las mujeres un mayor placer.

Además, al estar la uretra dentro de este grupo muscular, estimularlo también ayuda a controlar los problemas de incontinencia urinaria o fecal. Fortalecer estos músculos permite ejercer un mayor control sobre ellos y sobre todas las funciones que regulan.

Última tecnología en rehabilitación

Hasta hace poco, las técnicas para fortalecer este conjunto de músculos se basaban en tabla de ejercicios pélvicos y abdominales, como los de Kegel, o aparatos vaginales o anales que implicaban un incómodo contacto íntimo.

Por suerte, en nuestras clínicas contamos con el primer aparato que permite entrenar el suelo pélvico de una forma mucho más cómoda y sencilla. Pelvic Trainer® es un aparato de musculación que, en sesiones de 10 minutos, ayuda a mejorar la condición de estos músculos planteando el ejercicio como un entretenido juego de habilidad.

Sin contacto íntimo

Gracias al electrodo situado en la superficie del asiento para estimular los músculos, ya no es necesario aplicar electrodos en las zonas íntimas para conseguir mejoras en el rendimiento pélvico. Además, permite realizar estos ejercicios en ropa deportiva.

Biofeedback visual

Otra de las ventajas de Pelvic Trainer® es que permite un biofeedback visual. Es la mejor forma de monitorizar la actividad cerebral que refleja la contracción muscular. Gracias a este sistema de electrogramas, el cerebro aprende a relajar y contraer los músculos siguiendo pautas visuales.

Esto, además, permite que cada cuerpo ejercite el suelo pélvico de la manera adecuada a su anatomía.