La importancia de dejar a un lado el sedentarismo

La importancia de dejar a un lado el sedentarismo

El sedentarismo es el nombre que se le otorga a una disminución progresiva de las actividades que requieren ejercicio físico, más o menos moderado, en cualquier ámbito de nuestra vida.

En las últimas décadas nuestra sociedad ha ido poco a poco reduciendo los buenos hábitos en lo que a actividad física diaria se refiere. Cada vez, por lo general, nos movemos menos tanto en nuestro trabajo, en nuestro tiempo de ocio, e incluso en nuestra vida y tareas domésticas.

¿Cómo afecta el sedentarismo a nuestra salud?

Las consecuencias de este creciente sedentarismo, repercuten en nuestra salud y agilidad tanto física como mental:

–  Dolencias derivadas del reposo y malas posturas durante tiempo prolongado.
–  Aumento de las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.
–  Pérdida de masa muscular y de fuerza.
– Mayor riesgo de padecer enfermedades cerebrovasculares y neurodegenerativas.
–  Estrés y estados emocionales bajos.
– Mayor facilidad para coger catarros e infecciones, dado que se debilita el sistema inmunitario.
–  Problemas de insomnio.

En definitiva, una disminución de nuestra calidad y esperanza de vida.

Falsos mitos: “El ejercicio físico no es para las personas mayores”

La edad no está reñida con el ejercicio físico.
Obviamente, es recomendable trabajar los buenos hábitos en este ámbito desde que la persona es joven, ya que es la mejor forma de prevenir muchos de los problemas citados previamente. Cuanto más habituados estemos a llevar una vida activa y a promover el movimiento de nuestro cuerpo, menos nos costará realizar ejercicio físico con edades avanzadas.

Decíamos en un post anterior que “no debe confundirse el envejecimiento con disfuncionalidad o discapacidad, ya que se puede envejecer con salud y manteniendo un alto nivel de actividad física e intelectual”.

Una buena forma de conseguir avanzar en edad de una forma sana, es la realización de entrenamientos de fuerza. Adaptados al nivel de cada persona en particular, está demostrado que son la mejor medicina preventiva para evitar el envejecimiento celular.

Lo primero es conocer nuestro cuerpo para saber el estado en que nos encontramos y cuál es nuestro límite actual. Marcar unas pautas de duración, intensidad y frecuencia semanal de la actividad. Una vez conocidos estos aspectos, podemos trabajarlos enfocados a fortalecer la masa muscular con el objetivo de prevenir la debilitación a nivel celular y de los tejidos.

¿Qué hacer ante lesiones o dolencias debidas al sedentarismo?

En ocasiones la realización de un deporte determinado o un ejercicio físico concreto, puede producirnos algún tipo de lesión por sobrecarga o por una mala realización de la técnica en los movimientos.

Sin embargo, llevar una vida sedentaria no nos aísla de padecerlas, sino más bien aumenta el riesgo de sufrirlas, como hemos dicho anteriormente.

Hemos hablado en numerosas ocasiones de la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®). Es un tipo de tratamiento cuya metodología está destinada a:

– Por un lado, la prevención de lesiones y dolores producidos por la inactividad, que sobre todo afectan a los músculos de la columna vertebral, focalizados generalmente en espalda y cuello.
– En segundo lugar, la rehabilitación de los músculos de lesión específica, tras el análisis y diagnóstico de la misma, y la readaptación orientada al desarrollo y mejora funcional.

Está demostrado que los resultados de la PMS® obtienen una eficacia y eficiencia notablemente mayor, si los comparamos con ejercicios que tradicionalmente se usan con el mismo fin, como pueden ser la natación y tablas de rehabilitación.

Eficacia en el sentido de que se logra un considerable aumento de la fuerza de la musculatura de la zona trabajada. Se registran los niveles de fuerza durante todo el tratamiento, y se realiza una comparativa entre el inicio y el final del tratamiento, viendo la evolución progresiva. Los resultados siempre son significantemente positivos.

Respecto a la eficiencia, nos referimos a que los/as pacientes comienzan a sentir los resultados rápidamente. Tras pocas sesiones comienzan a observar una mejoría considerable, que poco a poco va creciendo. Esto ayuda a que, a nivel psicológico, la persona que se somete al tratamiento lo afronte de manera positiva.

¿Sufre algún problema derivado de la carencia de actividad física?

En Medical Exercise tenemos un recorrido de más de 20 años en la recuperación de patologías que tienen relación con los diversos tipos de dolor de espalda, cuello y articulaciones.
Nuestro porcentaje de éxito, tras haber trabajado con más de 6.000 pacientes, es superior al 90%.

Si está experimentando una pérdida de la calidad de vida debido a una dolencia que le impide realizar su vida diaria con normalidad, nuestros experimentados profesionales podrán valorarla y hacerle un diagnóstico. Puede contactar con nosotros y solicitar cita previa a través del formulario de contacto de esta web, o llamando a nuestro teléfono de información: 963 82 46 26.